paraiso en el corazon

El miedo

Posted on: octubre 15, 2012

Érase una vez….alguien que nació siendo pura inocencia, disfrutaba de la aventura de vivir, nada le preocupaba mas que amar, pues sabía que era amor sin que nadie se lo hubiese dicho, no conocía el miedo, ya que nadie se lo había presentado. Pasaban los años y esa criatura iba madurando y creciendo en sabiduría humana. Cuando salía a la calle iba con sus padres y el niño se sentía protegido. Más un día llegó el primer desafío, debía salir sólo a la ciudad. Sus padres le previnieron de todos los peligros que podía encontrarse y como hacerles frente. Que si mirase al cruzar la calle; que no jugase con los perros, que no hablase con extraños, que no aceptase regalos de nadie, etc. etc. Pero se les olvido de avisarles de alguien con quien se encontraría en esta su primera aventura en solitario. “ el miedo “, no le dijeron como tenia que comportarse cuando se lo encontrase. Así pues, se aventuró a vivir la odisea de la vida, apenas dio la vuelta a la primera esquina se tropezó con dicho personaje.

– Hola, como te llamas?.

– Mis padres me han dicho que no hable con extraños.

– Yo no soy un extraño, tus padres me conocen. Soy su amigo y me llamo miedo.

– Yo me llamo Francisco. Que quieres de mí?.

– Quiero ser tu amigo, iré siempre contigo y te protegeré de todo peligro.

– Que es el peligro y por que tienes que protegerme de el?

– El peligro es todo aquello que puede hacerte daño.

– Entonces ven conmigo y contigo a mi lado nada me sucederá. Seremos buenos amigos. Tu me protegerás a mi y yo te protegeré a ti.

Y así sucedió este primer encuentro con ese nuevo amigo que nunca le abandonaría.

Fueron transcurriendo los años, ya habían pasado 20 desde que nació. Evitaba salir de noche, pues el miedo le prevenía de todos los peligros que podría encontrarse. Pero un día se casaba su mejor amiga y lo hacía al caer la tarde. A pesar de la insistencia del miedo para que no fuese, por primera vez en su vida le desafió.

– Si quieres venir conmigo y protegerme, ven, pero si tienes miedo de la noche y no deseas venir, quédate aquí.

– Iré, iré, donde vayas tu siempre estaré contigo, pero luego no digas que no te avisé.

El miedo se aburrió en esa fiesta, ya que no había nada de que protegerle y se quedó dormido, sin embargo al salir de la fiesta, unos jóvenes le amenazaron con una navaja y le quitaron el dinero que llevaba y el reloj.

Cuando llegó a su casa, aun sin reponerse del incidente, se enfrentó con el miedo.

– Para que viniste conmigo sino me protegiste?.

– Te avisé, pero no me hiciste caso, por eso me dormí, para que aprendieses a obedecerme, porque yo siempre quiero lo mejor para ti.

Entonces francisco, ayudado por el miedo, levantó una muralla que lo protegía de todos las amenazas y peligros, pero no se dio cuenta de que también se quedaba aislado del mundo, y sus alas quedarían atadas por el miedo y le impedirían volar y salir de esa fortaleza.

Un día se enamoro de una chica y fue correspondido. Ella vivía a mucha distancia de el, pero encontraba tiempo para viajar hasta su lugar de residencia y pasar algún fin de semana, ya que el no se arriesgaba a viajar a un lugar desconocido, aunque allí viviese alguien una persona de la que estaba enamorado. Transcurrieron unos años y un día ella le propuso casarse e irse a vivir con ella. A pesar de que en el fondo de su corazón escuchaba una voz que le decía que se arriesgase y diese ese paso, el miedo le decía que tendría que dejar todo y que seguramente luego terminaría un día esa relación y tendría que volver a empezar desde cero. Además ya contaba en su historial con dos fracasos amorosos, así que porque iba a ser distinto esta vez. Al final y con todo el dolor de su corazón y lamentando no arriesgarse por hacerle caso al miedo, decidió no dar ese paso. Con el tiempo, se fueron distanciando y perdieron el contacto.

Francisco decidió entonces, cerrar la puerta de su corazón al amor y prometió que nunca más volvería a enamorarse y si lo hiciese no le diría nada a esa chica para no hacerle daño. Pasaron unos años y cuando ya se había olvidado del amor y pensaba que no volvería a encontrarlo en su camino, el universo le tenía reservado una última oportunidad para subirse a ese tren, ya no pasaría más por su estación si decidía no subirse a el.

Sucedió de una manera casual, pues cuando ella, llamó por teléfono a un amigo, se equivocó en el último numero y llamó a casa de francisco.

– Rin….Rin…..

– Si, quien es?.

– Esta Mateo?.

– Aquí no vine nadie que se llame así.

– Vaya, entonces me he equivocado, discúlpeme.

– No hay nada que disculpar, ha sido un placer que se haya equivocado y haber podido oír esa voz tan agradable al corazón.

– jaj, gracias, tu también tienes una voz bonita. Como te llamas?.

– Francisco y tu?.

– Clara, vaya, como Francisco y Clara de Asís.

– Porque no quedamos y tomamos algo y así nos conocemos y vemos porque el destino quiso que me llamases.

Y así fue como se conocieron y poco a poco, sin apenas darse cuenta fue surgiendo el amor y terminaron saliendo como pareja durante varios años, aunque nunca se dijeron que estaban enamorados.

Quiso el fatídico destino que Clara enfermase de un mal cruel y doloroso que la llevo en varios años ha tener que estar ingresada en el hospital. Un día en que estaban los dos juntos en la habitación y entro el sacerdote a visitarla, le dijo a Francisco.

– Francisco, que tonta he sido, tanto tiempo a tu lado y nunca te he dicho que estaba enamorada de ti, pero no quiero perder un segundo más, porque quizás mañana sea tarde…..” te amo “. Quiero casarme contigo ahora, pero solo si estas enamorado de mí, no porque sientas pena.

Llegados a este punto de la historia, hay dos finales posibles, a ti querido lector, te dejo la elección.

A.- Lo pensaré. Mañana te contestaré. Así se fue Francisco, triste y dolorido a consultar su elección con el miedo, a pesar de que sabía que estaba enamorado.
El único inconveniente de este final es que no sabrás si ese “ mañana “ llegará para ella y quizás cuando te decidas ya sea tarde.

B.- “ Te amo “ y quiero casarme contigo ahora. Yo también fui tonto al no decírtelo hasta ahora por una promesa que me hice, por miedo a no ser correspondido, a perder tu amistad.

The end.

P.d.: Este relato puede tener muchas versiones, tantas como tiene el miedo. Mi consejo es que escuches la voz de tu corazón y te arriesgues, aunque luego no sea como esperabas y tengas que volver a empezar desde cero, sino te arriesgas será mas seguro, pero fracasaras en la vida, porque solo aquel que se arriesga en ir en pos de sus sueños, por muy locos que sean estos, aunque todos los demás le digan que no lo haga, solo esa persona triunfa, aunque al final ese sueño no se haga realidad. Por desgracia muchas veces en mi vida no me arriesgue por culpa del miedo a pesar de que mi corazón me animaba a arriesgarme y si estas enamorado, -a y aún no le has dicho a esa persona “ te amo “ por miedo a perder su amistad, por miedo a hacerle daño, por miedo a ser correspondido…..escucha la voz de tu corazón y si te dice que adelante….hazlo ahora, quizás mañana sea tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Bienvenido

Cruz franciscana

Bendicion de san francisco de asis

Firma hermano santiago

Quien soy

soy un ser espiritual que viaja en un vehiculo llamado cuerpo, por su periplo terrenal. Creo en Dios, pues tengo fe por la gracia de Dios. Mi religion mas afin es la catolica, pero ello no conlleva que acepte todo, me quedo con lo que me gusta y lo demas sigo la conciencia de mi corazon. Intento seguir las enseñanzas del amor, seguir las huellas de Jesus, aun con mis debilidades, miserias, errores, etc. Creas o no en Dios, ama a cada ser humano que encuentres en tu camino....si respondes " yo no se amar ", te dire...amar se aprende amando, aun cuando leas la biblia o mil libros que versen sobre el amor sino pones en practica las enseñanzas del amor que hay escritas en tu corazon, de nada te serviria decir a los 4 vientos...amen, si luego tu no amas, asi pues ama aunque te duela, ama aunque llores, ama aunque ese amor no sea correspondido, nunca te arrepientas de haber amado.

ojos verdes

una sonrisa del corazon

sonrisa de papel

Jesus en ti confio

Sagrado Corazon de Jesus

Dios te ama

Dios es amor

Gracias Dios mio

Gracias

detector de sonrisas

Create your own Animation

cosecha del corazon

Hermanos en el amor

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: